Quienes puede beneficiarse

En principio, cualquier persona se beneficiará de Calatonia como van a lograr una profunda relajación y una ruptura en patrones habituales de tensión, dentro de un ambiente de apoyo y contenimiento.

Sin embargo, un profesional capacitado siempre debe evaluar cada caso, conocer la historia del paciente, evaluar las reacciones iniciales del paciente a la técnica para determinar cualquier contraindicación a la aplicación del método, o necesidades específicas.
Hay dos casos en los que Calatonia no se recomienda, en la psicosis aguda pues que el paciente necesita estabelecer contacto con la realidad primer, y en las primeras etapas del embarazo si la paciente embarazada no ha recibido Calatonia antes, para evitar sobrecargar el cuerpo de embarazada con nuevos estímulos e interferir con el ajuste del cuerpo para el embarazo.
Hay muchos artículos y capítulos escritos por profesionales multidisciplinarios en relación con el uso de Calatonia como un recurso complementario a los tratamientos psicológicos y médicos, en la rehabilitación física, terapia de lenguaje, deportes, etc.
El objetivo de Calatonia no es solucionar un problema específico, como eliminar un cierto dolor, pero hacer cambios holísticos que conduzcan a una mejor salud funcional y el bienestar dentro de cada individuo único. Una vez que se ha producido esta reestructuración, varios beneficios pueden observarse incluyendo la eliminación de un dolor específico.

Sin prometer resultados específicos, esta técnica afecta a una amplia gama de quejas, como la tensión muscular, el estrés, migrañas, insomnio, asma, obesidad, anorexia, los desequilibrios hormonales, dolores, enfermedades crónicas, fatiga y trastornos psicossomáticos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •